Urbanismo de la Gran Misión Vivienda Venezuela se suma a las iniciativas agrourbanas

***Con ayuda de la brigada juvenil Semillero de la Patria. En el espacio se produce hortalizas de ciclo corto, musáceas, leguminosas, plantas medicinales y ornamentales

(Prensa Minppau. Caracas, 07-09-2017).- En la avenida Bolívar, en pleno centro de la capital de Venezuela, está ubicado el conuco familiar Corazón de Mi Patria, atendido por el agrourbano, Luis Flores, uno de los habitantes del urbanismo de la Gran Misión Vivienda Venezuela “Oscar López Rivera”.

Luis Flores con ayuda de su grupo familiar atiende el espacio socioproductivo y la brigada juvenil agrourbana “Semillero de la Patria”, la cual está conformada por 30 niños, jóvenes y adolescentes que hacen vida en el mismo urbanismo, quienes recuperaron espacios ociosos del  lugar para la producción de alimentos sanos y libre de agrotóxicos, con el fin de combatir la guerra económica, acabar con el rentismo petrolero y avanzar con la soberanía agroalimentaria del país.

El conuco cuenta con plantas de hortalizas de ciclo corto en la modalidad de mesas organopónicas, con siembra directa de acelga, plátano, caraotas, cilantro, cebollín, culantro, zanahoria, yuca, espinaca, ají, pimentón, maíz, quinchoncho, lechosa, guayaba y parchita, así como plantas medicinales: toronjil, malojillo, albahaca, sábila, y ornamentales, las cuales benefician a 296 familias que habitan en las residencias.

El agrourbano destacó que cuando el presidente Maduro llamó a todos los venezolanos a recuperar los espacios ociosos él se dedicó a desmalezar el terreno junto a su familia y sus vecinos. “Ha pasado año y medio y gracias a la Fundación Ciara y a los Ministerios de Agricultura Urbana y Comunas hemos avanzado mucho”.

Recientemente organizaron una jornada de siembra de cebolla y cilantro con ayuda de la brigada juvenil. “Me siento orgulloso de ver las plantas produciendo alimentos sanos. Nosotros producimos el abono orgánico, el compost. En plena avenida Bolívar, estamos produciendo hortalizas de ciclo corto, hemos cosechado ají, pimentón, tomate, acelga y muchas más”, explicó Flores.

Flores invitó a toda su comunidad a participar en la siembra agrourbana y aseveró que “si todos en Venezuela tuviésemos un huerto como éste, hubiese mucha abundancia”.

Por su parte, la niña Wilbelys Montero de 11 años de edad e integrante del Semillero de la Patria, aseguró que también están dedicados al conuco del urbanismo. “Ayudamos al Sr. Flores a sembrar, limpiar y cosechar los alimentos que se producen aquí. Me gusta la agricultura urbana porque aquí me siento diferente, de aquí llevamos alimentos para nuestras casas”. Apuntó la niña Montero.

Finalmente, Leonardo Ávila con 13 años de edad hizo un llamado a los niños y jóvenes a sumarse a la producción agrourbana, “Mi  llamado es para los adolescentes que están en sus casas a que inviertan el tiempo de forma productiva y se unan a la agricultura urbana, es una buena forma de llevar alimentos a sus hogares”. (Fin/María Romero / Fotos: Jesús Medina).

 

VIDEOS

GACETA EXTRAORDINARIA Nº6295